¡Bienvenidos a nuestro nuevo sitio!

Nuestro Carisma

 

Nosotras FMA, somos en la Iglesia MUJERES CONSAGRADAS que, viviendo en comunidad y estando en medio de la gente, expresamos la mística de un amor radical por Cristo. Con sencillez y alegría vivimos el SERVICIO EDUCATIVO A LOS JÓVENES. Cultivamos una ENTREGA MISIONERA que abre la vida cotidiana a amplios horizontes apostólicos. Insertas en la Iglesia local, EXPRESAMOS UNA CIUDADANÍA ACTIVA en el territorio y en la cultura de hoy. 

"Nosotras FMA, creemos que hoy nuestra pasión misionera se expresa en la elección consciente de la educación como camino de ciudadania evangélica. Nos pide presencia y solidaridad; con los jóvenes, los más pobres y un servicio valiente a la justicia y a la paz para una convivencia humana más respetuosa de la dignidad; de todos". (Actas CG XXI) 


La preventividad:

“       Con el amor preferencial de Don Bosco y de Madre Mazzarello nos dedicamos a las jóvenes más pobres, o sea a aquellas que de cualquier modo tienen menos posibilidades de éxito y están más expuestas a peligros.
Para Don Bosco prevenir es educar a la persona, favorecer la capacidad de dar sentido a la vida a través de experiencias positivas y actuar con coherencia en la toma de decisiones.
Prevenir es crear relaciones educativas capaces de estimular y sostener las fuerzas interiores de la joven y de orientarla hacia nuevas etapas de madurez, hacia nuevas experiencias, en la perspectiva del proyecto de vida cristiana".
(Actas CG XIX, p.41) 

Nuestro estilo educativo

Una clave importante que traduce y explica la tradición educativa del Instituto es la vida de María Dominga Mazzarello. Aunque no haya escritos suyos que se refieran a la educación, podemos reconocer oficialmente su “ministerio educativo”, a través de lo que ella misma ha vivido.

Uno de los criterios educativos de gran importancia fue para ella la prioridad de la persona; a través de su personal adhesión al proyecto de Dios quería llevar a todas las jóvenes al encuentro único con Jesús. El mensaje educativo de María Dominga Mazzarello está caracterizado por realismo y lo concreto, por el trabajo y por la educación a la laboriosidad. La obra educativa es como el don de su vida, don de sí en el amor con alegría serena y contagiosa que se convertía en pedagogía de la alegría y con gran apertura a la colaboración.

Santidad

 

El sistema pedagógico de Don Bosco, que los Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora aplican desde su fundación, ha dado durante más de 150 años frutos casi inesperados, ha formado héroes y santos, hombres y mujeres que permanecieron desconocidos pero extraordinarios en lo ordinario. La santidad no es obra nuestra, sino participación gratuita de la santidad de Dios, por lo tanto es una gracia, un don antes de ser fruto de nuestro esfuerzo, objetivo de los propios programas. Indica que toda la persona (mente, corazón, manos, pies) es introducida en la esfera misteriosa de la pureza, de la bondad, de la gratuidad, de la misericordia, del amor de Jesús.