¡Bienvenidos a nuestro nuevo sitio!

Como Provincia celebramos...

 Se ha iniciado la cuenta atrás para celebrar el inicio de la presencia misionera de las FMA en el mundo. Es buen recordar y hacer presente ese lejano 14 de noviembre de 1877, en que 6 jóvenes hermanas se despedían para comenzar una gran aventura. Aventura que traería a estas tierras americanas el gran sueño misionero de Don Bosco y Madre Mazzarello. Y que al llegar a Uruguay se multiplicaría de forma admirable por el resto del continente. 

Es tiempo de recordar y agradecer ese sí misionero; y para las FMA de Uruguay es el momento oportuno para agradecer el ser la "cuna" del Instituto en América, custodias de un sueño, de un mensaje que se multiplica de generación en generación.

Junto a las celebraciones del Instituto a nivel mundial, en la Provincia "Inmaculada Concepción" también se celebra y durante todo el 2017 hay muchas propuestas.

Este es el lema que acompañará este año de celebraciones y el signo que recuerda esa conexión vital con los orígenes y la recrea en el hoy.

Lema:

“AUNQUE NOS SEPARE UN MAR INMENSO…”

EN EL MAR DE LA HISTORIA, RECREAMOS EL SUEÑO

Signo: Mensaje en una botella

Es un mensaje atemporal, que viaja en el tiempo y llega a todos, en su propia historia y lugar.

Es el mensaje de la “Buena Nueva” que las primeras hermanas quisieron regalarnos y que más allá de las distancias, de los tiempos, de los soportes diferentes de comunicación, sigue actualizado “de generación, en generación”; llegando al hoy de nuestra Provincia y de cada comunidad.

Son los sueños de Don Bosco y Madre Mazzarello que llegan a través del carisma y de la historia. Las Palabras de Madre Mazzarello nos animan en el confianza y la certeza del bien: aunque nos separe un mar inmenso...

Nos implica concretizar el contenido del mensaje, darle sentido para la comprensión del otro.

Nos compromete en nuestra historia y realidad actual a darle un rostro nuevo a esos sueños misioneros, para el bien de los jóvenes.